osteopatia mallorcaLa osteopatía es una terapia manual basada en un sistema de diagnóstico y tratamiento que intenta devolver la armonía y el equilibrio que causan enfermedades e inhiben la recuperación, enfatizando sobre la integridad estructural del cuerpo. Esta integridad estructural es el factor más importante a mantener. Rige la buena salud del organismo y evita la enfermedad.
Por lo tanto, es una medicina manual en la que se requiere un conocimiento científico de la anatomía y de la fisiología al servicio de una persona inteligente y hábil que puede aplicar este conocimiento al servicio de un hombre enfermo o afectado por compresiones, choques o caídas o cualquier otra perturbación mecánica o agresión a su cuerpo. En la teoría de la osteopatía esta alteración del sistema músculo-esquelético provoca una alteración local o regional de las funciones nerviosas y así una alteración de las funciones de los diferentes órganos vitales.
Estudiando los desequilibrios biomecánicos, estructurales, funcionales y los trastornos del sistema músculo-esquelético (columna, articulaciones, músculos, tendones, ligamentos, fascias, aponeurosis, nervios, etc.). El osteópata, mediante técnicas manipulativas, trata de estimular el organismo para restituir su potencial de autocuración.

Es bueno recibir un tratamiento osteopático después de todo período difícil, cuando nuestro organismo acumula tensiones. Liberar esas tensiones  permite una recuperación muy rápida en todos los planos.

He aquí algunos ejemplos de situaciones en las cuales un osteópata es una ayuda eficaz.

  • Durante el embarazo y después del parto, aunque todo haya transcurrido sin problemas.
  •  Después del nacimiento y durante la infancia, en el transcurso de cambios importantes en la vida del niño, o cuando manifiesta por su comportamiento dificultades de adaptación no habituales en él.
  •  Después de todo traumatismo importante, aunque no hay ninguna herida aparente (caída importante, accidente de coche, incluso sin gravedad ni herida, etc.).
  •  Después de toda intervención quirúrgica o médica traumatizante, tratamientos dentales difíciles extracciones, etc.
  •  Antes de la colocación de un aparato dental, durante todo el tratamiento de ortodoncia y después de la retirada del aparato
  •  Durante o después de un período particularmente estresante o de agotamiento físico o intelectual o de un período emocional difícil.
  •  Cuando nos sintamos “sin fuerzas” o después de un período difícil.
  •  Después de toda enfermedad aguda que haya requerido la toma de medicamentos. Las personas presentan entonces importantes desequilibrios del organismo en los planos locomotor, hepático y digestivo. Por ejemplo, los antibióticos, algunas veces indispensables, alteran siempre el sistema digestivo y el hígado.
  • Cuando la persona sienta la necesidad o el deseo de tratarse. El cuerpo, si ya ha recibido cuidados osteopáticos, será todavía más sensible al tratamiento que le permitirá reencontrar el equilibrio.

SOLICITA MAS INFORMACION