¿Quién puede decir que nunca se ha sentido triste, deprimido, sin ganas de nada, incluso hundido, y sin motivos para vivir? Las emociones humanas pueden llegar a ser muy complicadas, porque muchas veces no encontramos la razón para explicar el por qué de sentirnos así. Y el no saber porqué no ayuda nada a salir de ahí. Entramos en un círculo vicioso, en el cual, cuanto más deprimidos estamos, peor comemos, y cuanto peor comemos, más empeora la situación.

Si alguna vez te sientes deprimido o solo, no eres el único. Vivimos en un mundo donde la depresión está llegando a ser casi una epidemia. En todo el mundo, la depresión afecta a 322 millones de personas.

Como resultado, algunos médicos ahora recetan antidepresivos a troche y moche. Y muchas personas se quedan enganchadas en una depresión crónica, porque no saben como salir de ahí, ya que si dejan el medicamento, vuelven a lo de siempre. Es por esa razón que hay que buscar la raíz del problema, y tratarla en vez de ponerle parches.

Dejando de lado los acontecimientos que nos puedan causar un estado de tristeza o depresión, como el fallecimiento de un ser querido, la pérdida del trabajo, etc, una de las causas más comunes de sentirse deprimido es la mala alimentación y los malos hábitos. De hecho, las personas que se someten a una “reeducación de hábitos” y además comienzan a hacer ejercicio, experimentan una mejoría espectacular.

Como humanos, estamos hechos para experimentar un arco iris de emociones. Y a veces sentirse triste es una parte importante de la vida. Pero la mayoría de nosotros preferiríamos tener muchos más momentos de alegría y felicidad, y evitar cualquier momento malo.

Pero… ¿Podemos mejorar nuestro estado de ánimo naturalmente? ¿Es posible que la alimentación ayude tanto a mejorar el estado de ánimo? ¿Hay algún alimento que debamos evitar para sentirnos lo mejor posible?

Según los investigadores y la ciencia, si.

Los investigadores han encontrado ocho nutrientes, en particular, que contribuyen de manera importante a mejorar y mantener una FUNCIÓN CEREBRAL saludable y combatir la depresión y los trastornos del estado de ánimo.

Algunos de los estudios se centran en los suplementos porque son más fáciles de estudiar que los alimentos. Pero estos NUTRIENTES también se encuentran en los alimentos, y son muy fáciles de conseguir, mediante una dieta sana y equilibrada.

Veamos la lista de estos ocho nutrientes. Después, veremos otra lista, esta vez de alimentos que son ricos en dichos nutrientes.

1) VITAMINA C

La vitamina C es esencial para la producción de neurotransmisores, incluida la dopamina, la noradrenalina y la serotonina. Estos neurotransmisores proporcionan estabilidad del estado de ánimo y la prevención de la depresión.

Las naranjas, los limones, las fresas, los pimientos y el brócoli son ricos en vitamina C.

2) VITAMINA B6

El objetivo de muchos antidepresivos es aumentar el consumo de serotonina. Las vitaminas B pueden tener un efecto similar. Por ejemplo, la vitamina B6 es efectiva en el tratamiento de la depresión premenstrual.

Nuestro cuerpo la necesita para fabricar neurotransmisores que mejoran el estado de ánimo, como la serotonina, la norepinefrina y la melatonina. Los estudios han encontrado que la deficiencia de B6 puede conducir a la depresión.

Buenas fuentes de vitamina B6 incluyen zanahorias, espinacas, boniatos, guisantes, lentejas y otras legumbres y plátanos.

3) GRASAS OMEGA 3

Tu cerebro está compuesto de un 60% de grasa. Y necesita grasas saludables para funcionar bien.

Los ácidos grasos omega-3, en particular, son muy importantes para la función cerebral saludable en personas de todas las edades.

Las principales fuentes de alimentos de ácidos grasos omega-3 incluyen semillas de chía, semillas de lino, nueces, y suplementos de EPA y DHA. En cuanto al pescado, las mejores fuentes de EPA y DHA son aquellas que son altas en grasa y bajas en mercurio, como el salmón salvaje, el arenque y las sardinas.

 4) ZINC
Los estudios muestran que las personas más deprimidas suelen tener los niveles más bajos de zinc. La deficiencia de zinc puede provocar síntomas de depresión, dificultades con el aprendizaje y la memoria, convulsiones, agresión y violencia. Dichos estudios probaron que una vez corregida la deficiencia, la depresión desapareció.

Entre los alimentos ricos en zinc se encuentran: legumbres (especialmente brotes), semillas de calabaza, ostras cocidas, nueces y granos enteros.

5) MAGNESIO
El magnesio es un cofactor en más de 300 reacciones en el cuerpo. Sin embargo, muchas personas son deficientes en él.

Nuestro cuerpo necesita magnesio para facilitar el equilibrio hormonal, la actividad de las enzimas y la función de los neurotransmisores que regulan el estado de ánimo y la salud en general. Como resultado de un estudio realizado en 1921, el magnesio se convirtió en la primera sustancia reconocida médicamente usada para tratar la depresión.

Los alimentos ricos en magnesio incluyen legumbres, tofu, granos enteros, verduras de hoja verde, higos y aguacates.

6) FOLATO
El folato o ácido fólico son formas de vitamina B9. 
El folato cumple muchas funciones importantes en tu cuerpo. Por ejemplo, ayuda a crear nuevas células, apoya la formación de ADN, y contribuye a la regulación de la serotonina.

Estudios de décadas de edad también han encontrado un vínculo entre la deficiencia de folato y la depresión. Para aquellos que toman antidepresivos, los estudios también han encontrado que la suplementación mejoró su eficacia. Los alimentos como el aguacate, las naranjas, las espinacas y los espárragos tienen un alto contenido de folato.

7) SELENIO

El selenio es un mineral muy importante para la salud del cerebro.

Un estudio de 1991 trabajó con 50 personas, dándoles 100 mcg de selenio o un placebo durante cinco semanas. El resultado fue que las personas que recibieron selenio reportaron una elevación general del estado de ánimo. También constataron que su ansiedad, depresión y cansancio disminuyeron.

Las principales fuentes alimenticias de selenio son las nueces de Brasil, el atún aleta amarilla, los hongos y las lentejas.

8) VITAMINA D

La vitamina D es conocida como la “vitamina del sol”. ¿Por qué? Porque la única forma de obtenerlo de forma natural es exponiendo tu cuerpo a la luz del sol.

Nuestros ANCESTROS vivían al aire libre y no usaban mucha ropa. Hoy en día, la mayoría de la gente trabaja en interiores y usa ropa la mayor parte del tiempo. Además, mucha gente vive en climas del norte con bajos niveles de sol en los meses de invierno.

La DEFICIENCIA de vitamina D es la deficiencia de vitaminas más común en el mundo hoy en día. De hecho, se estima que entre el 40% y el 60% de la población adulta del mundo no obtiene suficiente vitamina D.

Esto es una pena, porque la vitamina D puede aumentar la producción de los neurotransmisores asociados con el estado de ánimo, como la SEROTONINA. La investigación también ha demostrado que la suplementación con vitamina D ayuda a mantener un ESTADO MENTAL POSITIVO.

ALIMENTOS ESPECIALMENTE BENEFICIOSOS PARA MEJORAR EL ÁNIMO:

  • Arándanos
  • Nueces
  • Chocolate negro, por lo menos 70%
  • Té verde
  • Nueces de Brasil
  • Brócoli
  • Verduras de hoja verde
  • Lentejas y garbanzos
  • Plátanos y bananas
  • Aguacate
  • Quinoa

Ya sabes… llena tu vida de estos alimentos naturales, haz ejercicio, y tómate la vida con alegría y filosofía… evitarás la tristeza y la depresión, y tu vida será más plena, saludable, y feliz.